Programa de Inversión

Una Herramienta de Millonarios Anónimos para Decidir de Forma Objetiva Cuánto Invertir

Suscríbete por sólo €200 por 12 meses
Piensalo, por apenas €50 al trimestre este indicador te ayudará sustancialmente con la gestión del riesgo. Además, mejorará tu proceso de toma de decisiones al convertirlo en algo objetivo, ajeno a todos los riesgos emocionales y falta de planificación que sufren los inversores amateur

Comprar Ahora


LA IMPORTANCIA DE UN PROGRAMA DE INVERSIÓN


Un Programa de Inversión define el porcentaje de tu patrimonio que deberías tener invertido en renta variable en cada momento. Esta es básicamente la decisión más importante a la hora de invertir y la que va a determinar en gran medida tu éxito y el riesgo que asumas.

Uno de los principales problemas con el que se encuentran los inversores es que, cuando los mercados están en máximos, suelen estar totalmente invertidos. Ello los lleva a que cuando las inevitables caídas se produzcan, las sufrirán sobre el 100% de sus inversiones. La consecuencia negativa no es sólo la pérdida latente sobre el 100% de su patrimonio, si no que no dispondrán del cash necesario para invertir cuando el mercado está barato.  

Este hecho es una pena ya que, la mayoría de inversores no consiguen mayores rentabilidades por no tomar beneficios durante las épocas de euforia, que les permitan invertir en las épocas de mayor pesimismo. Recuerda que al final del día, como dijo J.P. Morgan, lo único que podemos predecir sobre la evolución de los mercados durante el próximo año es que fluctuarán. 


UN PROGRAMA DE INVERSIÓN AJUSTA AUTOMÁTICAMENTE LA PARTE DE TU PATRIMONIO QUE DEBES INVERTIR EN RENTA VARIABLE EN CADA MOMENTO

La primera parte de un buen programa de inversión se ha de centrar en dividir qué parte de tu patrimonio destinas a renta variable y que parte destinas a cash. La segunda parte consiste en diseñar un programa que sistemáticamente reduzca tu exposición cuando los mercados están caros y la vuelva a aumentar cuando el mercado esté a nivel de chollo.

Los mercados de renta variable siempre han estado sujetos a fluctuaciones. Cuanto más cae el mercado, las emociones humanas nos llevan a ser más precavidos. Los inversores que no se hayan preparado para esta situación, con un plan de acción predefinido mediante un programa de inversión, no sólo no pueden añadir valores a su cartera a precio de chollo, si no que muchas veces se verán obligados a vender a esos precios tan bajos por necesidad de capital o porque no pueden soportar más pérdidas.

Por el contrario, en otros momentos, los inversores suben los precios de las acciones por encima de su valor real como consecuencia de la comprensible tendencia humana de comprar cuando los hombres de negocios y sus amigos se están forrando. Si te dejas llevar por esta tendencia y no sigues un programa de inversión, terminaras siendo siempre de los últimos en llegar a la fiesta y, por lo tanto, comprando caro.

Si un inversor fuese capaz de vender en máximos y comprar en mínimos se haría rico de una forma más rápida, con menos volatilidad, menos stress y siendo más feliz. Es decir, el inversor pasaría a controlar la situación y no al revés. Sin embargo, tomar estas decisiones en los extremos sólo se pueden conseguir por pura suerte o azar. A lo largo de mis 20 años de experiencia con inversores institucionales de todo tipo, nunca he conocido a nadie que fuese capaz de predecir con éxito las subidas y bajadas de los mercados de una forma consistente.

Si nadie puede predecir los mercados de forma eficiente, ¿cómo puede un programa de inversión incluir un método que ajuste de forma eficiente el porcentaje de nuestra cartera que está invertido en renta variable? La respuesta es usando el programa que te detallo a continuación.


CÓMO DEBE SER UN PROGRAMA DE INVERSIÓN

Básicamente, un programa de inversión consiste en balancear tu cartera con un cambio gradual, paso a paso, de renta variable a cash cuando el mercado sube y viceversa cuando los mercados caigan. El resultado es un crecimiento progresivo en los fondos invertidos durante cada ciclo de mercado, sin la necesidad de predecir tendencias o puntos de giro. Un programa de inversiones que incorpore esos principios te asegura que estarás en la posición correcta para comprar en periodos de pesimismo cuando los demás están vendiendo y de vender cuando las acciones estén alcanzando nuevos máximos en periodos de optimismo.

Existen varias formas de gestionar esta situación, pero la mejor de ellas es ajustar la cantidad de dinero que un inversor tiene en las tres clases principales de activos, renta variable, renta fija y cash en función de la actual situación de fuerza o debilidad de los mercados de renta variable.

Cuando la renta variable esté cara en comparación con su media histórica, la proporción de tu cartera invertida en renta variable debería reducirse. Dicho de otra manera, en ese momento es la hora de tomar beneficios que te permitan realizar compras en el futuro a mejores precios.

Por otro lado, todo el dinero que no tengas invertido en renta variable, deberá estar invertido en renta fija o cash. Ya que no cabe ninguna duda de que la renta fija se encuentra actualmente a niveles de burbuja, consideraremos que todo el dinero que no está invertido en renta variable se invertirá en cash o activos del mercado monetario.

Suscríbete por sólo €200 por 12 meses
Piensalo, por apenas €50 al trimestre este indicador te ayudará sustancialmente con la gestión del riesgo. Además, mejorará tu proceso de toma de decisiones al convertirlo en algo objetivo, ajeno a todos los riesgos emocionales y falta de planificación que sufren los inversores amateur

Comprar Ahora

About the instructor

Coach Charlie es un profesional de los mercados financieros con más de 20 años de experiencia, en los que ha negociado transacciones por un valor superior a los 13.000 millones de euros en los mercados financieros internacionales. 

A lo largo de su carrera Coach Charlie ha vivido en Estados Unidos, Reino Unido y España, trabajando para compañías tan prestigiosas como Legg Mason Inc y Bloomberg LP.  Coach Charlie ha asesorado e intermediado en operaciones de grandes gestoras y bancos de inversión, entre los que se encuentran BBVA, Caixabank, Fonditel, Kutxabank, BNP Paribas, Credit Agricole, Julius Baer, Credit Suisse, UBS, Banque Raiffeisen, Banesto, Andbank, Banca Mora, Fortis, GLG Partners (adquirido por MAN Group), Jabre Capital, Bluecrest Capital o Tell Group.

Coach Charlie tiene un MBA por la prestigiosa Booth School of Business de la Universidad de Chicago donde se graduó con honores y aprendió de premios Nobel como Eugene Fama o Richard Thaler, así como de Tano Santos actual co-director del Heilbrunn Center for Graham and Dodd Investing.